Alimentarse Bien para Crecer Sanos. (La familia Amaya y su sabia guacamaya)

-A A +A
Ver en PDFVer en PDF

Canción cuento de la familia Amaya y su sabia Guacamaya.  Esta emocionante historia comienza cuando Anita y su mamá están esperando un bus para ir a visitar a la primita Marlene.  Al llegar a casa de Marlene, Anita quiere darle de comer, pero le recuerdan que a los niños hay que darle los alimentos cuidadosamente de acuerdo a su edad; ya la bebé toma unas cremas y le gusta, pero todavía no puede tomar sopa de pollo.  La bebé tiene una silla para sentarse con ellas en la mesa.  Agripina, la guacamaya recuerda que en cada etapa del crecimiento al bebé se le da su alimento.

 A Marlene, la bebé le gusta estar sentada entre todos en la mesa, su mamá, recuerda que hay que hacerle su crema, pero esta crema no lleva azúcar, pues mucha azúcar para los niños no es bueno, los engorda y les da sensación de estar llenos y no comen mucho después, al ir probando la crema la bebé acepta los sabores.  Después de comer, Marlene se está durmiendo como un angelito.  Los bebés en cierta etapa de su crecimiento pueden comer algunas frutas hechas puré o raspaditas, pero no en exceso.  Ana al aprender esto, se los enseñará a sus amiguitos del centro.

Ficha Técnica

Ficha Técnica del Artículo

Vote

0
Sin votos

Ver más

X
10 + 5 =