Análisis de la Opinión de Ken Robinson en Educación

-A A +A
Ver en PDFVer en PDF

Ken Robinson – Las Escuelas Matan la Creatividad

Según,  la conferencia dictada por el experto Ken Robinson  las escuelas son especialistas en matar la creatividad de los niños. Sus explicaciones se fundamentan en que la  creatividad humana tiene muchas variantes, es incalculable su valor; no es algo sobre lo que podemos ejercer control, de la misma manera que no podemos controlar el tiempo.  El futuro es incierto, no sabemos  lo que depara  y que sorpresas nos guarda en sus caminos; pero debemos estar preparados en lo posible, para asumir el reto.

El ejercicio educativo actual es un tema de gran complejidad pero, no deja de ser obsoleto ante una nueva generación que no pide transformaciones,  sino un proceso evolutivo acorde a las nuevas tecnologías, a nuevas estructuras mentales  y cambios radicales que conciban la educación de manera dinámica, diversa y que sea capaz de promover el talento único de cada estudiante, dentro de un aula de clases.

Cada niño dentro de un aula de clases es único y posee talentos, además de  una capacidad e imaginación extraordinaria.  Es tarea del docente hacer que esos dones y talentos florezcan de la mejor manera.   El desarrollo de la creatividad es tan importante como el proceso de alfabetización.  La escuela debería darle igual importancia al arte que a las lenguas, matemáticas y humanidades.  Pero, mientras las matemáticas y lenguas ocupan la cúspide de la pirámide seguido de las ciencias humanísticas, las artes ocupan el último lugar en orden de importancia; educamos para la intelectualidad; mas no para hacer florecer la belleza del alma  y el  espíritu.  Quizá deberíamos cantar, danzar, pintar, crear música, jugar enseñando como medio para descubrir el don natural de cada niño  lo que garantice una vida escolar feliz. Situación que en grados posteriores le permita escoger la elección de una carrera correcta que no siempre termina en la Universidad; pero que si le permite sentirse realizado y a gusto consigo mismo.

La educación de hoy, es un ciclo repetitivo que no permite a los chicos  (as) equivocarse;  donde el entorno educativo se vuelve un castigo; es algo que está pasando en el mundo entero y cada día los niños abandonan las escuelas; pues se aburren del sistema y sus viejos paradigmas; sus pensamientos no son los nuestros, la escuela no satisface sus necesidades.  La escuela enseña contenidos, conceptos donde equivocarse pues significar ser reprobado.  Debemos educar niños que duden de los que se le enseña, que investiguen y propongan nuevas hipótesis a otras ya existentes.

El sistema educativo  surge por la necesidad de industrialización hace muchos años y se concentra en medir la habilidad académica  e ignora las preferencias o habilidades de los niños.   Muchas veces, encontramos gente brillante, excepcional que duda de sus capacidades; por no tener una profesión;  personas víctimas en muchas ocasiones  de los lineamientos de un Sistema  educativo con grandes deficiencias.

El avance tecnológico  y la explosión demográfica traen consigo una inflación académica; donde para obtener un empleo necesitas de una Maestría o un Doctorado; lo que no siempre es tan fácil  por una diversidad de  factores.

La inteligencia humana es diversa y concibe el mundo tal como lo experimenta; también es dinámica e interactúa con otras disciplinas y sobre todo es única para cada ser humano.

La educación debe despertar y concebir los niños como la esperanza del futuro y detenerse en las inapropiadas prácticas de la intelectualidad humana;  debemos innovar, crear nuevas circunstancias que promuevan nuevas experiencias de aprendizaje.  Debemos dejar la conformidad y salir de la pobreza educativa en la que vivimos por tener un Sistema educativo estandarizado y tratar de  sobrepasar los límites reconstruyendo nuestra capacidad e inteligencia.  La educación es tarea de todos.

Ficha Técnica

Ficha Técnica del Artículo

Vote

0
Sin votos

Ver más

X
3 + 10 =