Educar en y para la Diversidad

-A A +A
Ver en PDFVer en PDF

Las reformas educativas y la respuesta a la diversidad de necesidades educativas del alumnado exigen nuevas competencias de los docentes que requieren acciones sostenidas de formación.

La diversidad presupone cuestionar el conformismo, las asimetrías sociales y, también, las injusticias.

Asumirla como relación significa, por lo pronto, aceptar la inter y multiculturalidad como un nuevo paradigma de organización social en el que conceptos como la responsabilidad social, la ciudadanía activa, el empoderamiento, la participación ciudadana y a democracia deliberativa se redefinen y vigorizan.

La diversidad nos lleva al reconocimiento, valoración y apreciación  por las diferencias, lo que se ve muchas veces limitado por los prejuicios y expectativas negativas o positivas del docente.

Cuando decimos que el docente asume la diversidad de los alumnos no solo nos referimos a la diversidad de edad o de conocimientos,  sino a las posibilidades cognitivas, rasgos transversales de la historia personal, diferencias de género, etnia  o alumnos con necesidades educativas especiales.

Ficha Técnica

Ficha Técnica del Artículo

0
Sin votos

Ver más

X
4 + 7 =