Jornada de Educación Vial y Movilidad Segura

-A A +A
Ver en PDFVer en PDF
jornada de capacitación

 

Jornada de Educación Vial y Movilidad Segura

La Dirección Nacional de Educación Ambiental del MEDUCA conjuntamente con la Autoridad de Tránsito y Transporte Terrestre, la Policía Nacional y el apoyo de la Cervecería Nacional llevó a cabo el desarrollo de la jornada de Educación Vial y Movilidad Segura.  El seminario fue desarrollado por los expositores españoles, Dr. José Escalante y el Prof.  Francisco Merino.

En nuestro país, hace poco tiempo se desarrollaron las guías de educación vial fundamentadas en una orientación pedagógica sobre el tema en cuestión desde los primeros años de escolaridad.

En el siguiente escrito se hace una pequeña referencia en temas de compatibilidad de educación vial y movilidad, tomando como base la experiencia de España y buscando implementar algunas medidas viables a nuestro entorno, con el propósito de disminuir los siniestros.

La educación vial es una medida preventiva ante posibles accidentes de tránsito.  Es un tanto complejo utilizar el término accidente, ya que implica ciertas divergencias teniendo en cuenta que la palabra hace referencia a un imprevisto o algo incontrolable.

Se necesita implementar herramientas que transmitan positivamente el conocimiento en cuanto al tema de educación vial y su interacción entre los diversos protagonistas del diario vivir. Como ciudadanos ejercemos diversos roles, ya sea peatón o conductor tenemos una responsabilidad ineludible a tomar las medidas de precaución necesaria para evitar posibles siniestros.  Entre los que tenemos el uso del cinturón de seguridad en el auto, el manejo de conductas y factores de riesgo de forma adecuada.

Educar en esta modalidad es una red compleja que hila conceptos como formar, impartir la enseñanza desde un punto de vista práctico, debemos ser adultos capaces de convivir, eso es parte esencial en el proceso educativo.

Una alternativa que deberíamos implementar sería el uso de bicicletas como medio de movilización o transporte en la vía pública, cuando el clima así, lo permita y cuando las calles brinden espacios seguros, nos queda mucho por trabajar en esa área.  Es importante educar al niño desde los primera infancia.  El hogar es el pilar que ejemplifica al niño, es de donde se obtienen las primeras enseñanzas, pues nuestros pequeños manejan sus cochecitos y juegan de diversas maneras lo que hace fácil que se pueden integrar el tema de educación vial al currículo educativo.

A los niños se les debe formar de pequeño en el tema de educación vial, la familia y la escuela comparten una gran responsabilidad en el tema.   Hay que dar respuestas claras y efectivas a un ¿por qué? ¿para qué? Y ¿cómo hacer las cosas de manera responsable?  Los niños tienen que experimentar experiencias que los preparen para movilizarse de un lugar a otro en determinadas circunstancias.  Los niños aprenden rápidamente, por ejemplo: al manejar sus pequeños autos o bicicletas por el barrio, ellos necesitan aprender la diferencia entre las señales de tránsito y asumir retos.

El ser humano registra actitudes, producto de vivencias por medio de las cuales exterioriza una gama de valores y antivalores que son determinantes en el comportamiento del ser humano tanto como peatón, conductor, pasajero o ente regulador.  Todo acto registra una respuesta, por ejemplo, al contestar el teléfono mientras manejamos cometemos una gran imprudencia que nos puede costar la vida o en otra instancia, que otra persona pague un precio muy alto por dicha imprudencia.  Hay que establecer diferencias y saber que las cosas son importantes en diversos niveles, pero cuando adquieren un rol de urgente, todo puede salirse de control… Esto crea la necesidad de dependencia y no somos maduros para enfrentar los potenciales riesgos que implica tomar una mala decisión.

Los siniestros en nuestras calles ocurren por una amalgama compleja de irresponsabilidad de peatón, conductor, autoridades y comunidad en general, nadie quiere que pase, pero pasa a diario.  Se busca como figura culpable casi siempre al conductor, más el peatón tiene una responsabilidad y las autoridades una muy amplia en cuanto a la creación de calles seguras, donde el diseño urbano guarde los parámetros de amabilidad requeridos, en las que como país hemos logrado avances y no todo es negativo.  También debe considerarse el punto del beneficio común y buscar medidas de protección a la población más vulnerable.

La educación vial exige la configuración del espacio urbano conjuntamente a la gestión de tránsito tanto en áreas rurales como urbanas.

La sociedad   y sus diversas organizaciones tiene una gran responsabilidad para influir de forma positiva en nuevas formas de disciplina en la educación vial.

La Educación Vial, Convivencia y Valores

Muchas de las víctimas en accidentalidad en Panamá obedecen al consumo de alcohol y otras drogas, en el uso inadecuado del celular, falta de disciplina en el cumplimiento de las reglas de tránsito.

La educación vial y la formación vial forman un binomio con diferencias, ya que mientras la educación vial tiene el propósito de adquirir, modificar comportamiento y conductas viales del sujeto a través de los componentes educativos como aprender a aprender, aprender a conocer, aprender a ser, aprender a convivir.  Es un proceso permanente y se toma de la mano del ejercicio de los valores. 

Por otro lado, la formación vial está centrado en el usuario como conductor y esto implica procesos:

  • Con reglas
  • Sin reglas
  • Actualización constante
  • Opción rehabilitadora.

El conductor tiene una gran responsabilidad como tal, es su responsabilidad la seguridad de los pasajeros y de sí mismo.  Al manejar un vehículo público es importante que el conductor cumpla con una jornada laboral justa, que descanse lo suficiente para ejercer su trabajo, que conozca y practique normas de seguridad en el ejercicio de su labor.

Prever es anticiparse a algo y aquí, juegan un papel trascendental el conductor, pasajero, peatón, entre otros.

Por otra parte, es importante resaltar la importancia de mantener normas de seguridad en el transporte de vehículos con mercancía peligrosa.

En referencia, a las rutas escolares debemos procurar brindarles seguridad y planificar las diversas paradas que efectuará el autobus, los niños deberían pertenecer a barrios o barriadas muy cercanas y no estar dispersos, ya que esto crea vías congestionadas y tranques.  Hay que ajustar las rutas escolares a un plan de movilidad que brinde los parámetros de seguridad necesarios.

La educación vial , ya sea como contenido o como eje transversal no debe dejar de cumplir su objetivo desde la primera infancia, debe ser obligatoria hasta el grado universitario con el propósito de crear una generación responsable que se vincule positivamente al propósito de reducir hechos lamentables en la vía pública y garantizar una mejor calidad de vida.

En Panamá hay áreas casi olvidadas en cuanto al tema, por las diversas características de su movilidad que obedece a el transporte en vías acuáticas, como Darién y las Comarcas, donde quizá no ocurren hechos trágicos en las calles regularmente, pero sus ríos si se convierten en riesgos potenciales para la población que no cuenta con puentes u otras vías que marquen la diferencia.

En Panamá necesitamos realizar cambios en la educación vial:

  • Cambiar comportamiento y forma de usar el vehículo.
  • Transportes alternos y compartidos.
  • Establecer ajustes y cambios de horarios para evitar tranques.
  • Dar mejores soluciones de transporte público a la población.
  • Practicar valores en la vía.
  • Plan de prevención de riesgos actualizado.
  • Asesoría para padres.
  • Reformas en el código penal que implica aspectos político-sociales.
  • Vías alternas de solución.
  • Nuevos programas,etc.

El tema de Transversalidad y la Educación Vial

La educación vial no es un aspecto aislado, necesita el rescate de otros temas transversales que atienden al ambiente, la salud, el consumidor, etc.  La educación preescolar, primaria, secundaria y universitaria exige competencias y nuevos cambios de actitud en relación con la educación vial. El tema de educación vial es un complemento a la educación formal, la misma se debe integrar al currículo educativo.  Buscar vías alternas de solución nos permite crear programas y evaluar a través de estudios previos y encuestas, para ofrecer un diagnóstico y ejecutar una idea solucionadora.

Se puede crear un proyecto para caminos de escolares con suficiente espacio, lo que requiere de estudios y apoyo gubernamental.

capacitación educación vial
capacitación educación vial-1
capacitación educacion vial-2

Ficha Técnica

Ficha Técnica del Artículo

Por Contenido

Descripción

La Dirección Nacional de Ambiente del MEDUCA juntamente con la Autoridad de Tránsito de Transporte Terrestre, la Policía Nacional y el apoyo de la Cervecería Nacional llevó a cabo el desarrollo de Jornada de educación vial y movilidad segura.  El seminario fue desarrollado por los expositores españoles, Dr. José Escalante y el Prof.  Francisco merino.

Temática

Información y generales

Palabras Claves

educación vial, movilidad segura

Tipo de Recurso Didáctico

Artículos

Tipo de Recurso (RELPE)

Experiencia Educativa, Mejores Prácticas
Información Pedagógica
Propiedad Intelectual

Autor

Prof. Lourdes Barrreno Huffman

Fuente

Jornada de Educación Vial y Movilidad Segura
0
Sin votos

Ver más

X
5 + 15 =