¿Cómo Ayudar a Niños con Problemas de Disgrafía?

-A A +A
Ver en PDFVer en PDF
Lápiz

DISGRAFÍA

La disgrafía es un trastorno específico de la escritura, que se define como la dificultad para escribir correctamente.  La disgrafía se manifiesta a través de una serie de síntomas que aparecen desde el inicio de la escolarización y aumentan a medida que avanza la escolarización inicial.

Hay dos tipos de disgrafía: la disgrafía motriz y la disgrafía específica. El primer caso se trata de trastornos psicomotrices. El niño disgráfico motor comprende la relación entre sonidos, pero encuentra dificultades en la escritura como consecuencia de una motricidad deficiente. Se manifiesta en lentitud, movimientos gráficos disociados, signos gráficos indiferenciados, manejo incorrecto del lápiz y postura inadecuada al escribir.

En el segundo caso, disgrafía específica: la dificultad para reproducir las letras o palabras no responden a un trastorno exclusivamente motor, sino a la mala percepción de las formas, a la desorientación espacial y temporal, a los trastornos de ritmo, etc., compromete a toda la motricidad final.

El diagnóstico de la disgrafía a nivel escolar se realiza dentro del aula, precisando el grado de alteraciones y puntualizando el tipo y constancia en errores de grafía. Para este procedimiento se necesitará corregir diariamente las producciones del niño, destacando las fallas para reeducar con la ejercitación adecuada.

En el presente trabajo utilizaremos tres actividades aplicadas niños para detectar problemas de escritura.   

La prueba me permitirá observar la escritura de cada niño y así, poder evaluar si existen dificultades por las que  el niño no puede escribir correctamente  es decir, si el estudiante tiene problemas de disgrafía.  También tomaré en cuenta la posición del niño al escribir, la manera de tomar el papel y el lápiz; para poder valorar la situación de manera objetiva.

OBJETIVO:

  • Identificar el grado de afectación en la motricidad  a través de la aplicación de actividades pedagógicas que indiquen problemas de escritura en los alumnos.

Se tomará 10 estudiantes para el taller y se evaluaran de  forma individual, se realizarán pruebas tales como dictados de diez (10)  palabras, taller de escritura  y pintura donde deberán describir y pintar el dibujo suministrado por el docente.  Además, de la realización de  un juego de repasar letras con tiza de colores en el piso.

Después de dichas prueba podremos constatar si los niños tienen o no problemas disgráficos.

Propuesta de tratamiento a seguir:

Psicomotricidad fina: La ejercitación psicomotora implica enseñar al niño cuales son las posiciones adecuadas :

  • Sentarse bien, apoyando la espalda en el respaldo de la silla.
  • No acercar mucho la cabeza a la hoja.
  • Acercar la silla a la mesa.
  • Colocar el respaldo de la silla paralelo a la mesa.
  • No mover el papel continuamente, porque los renglones saldrán torcidos.
  • Si se acerca mucho los dedos a la punta del lápiz, no se ve lo que se escribe.
  • Colocar los dedos sobre el lápiz a una distancia aproximada de 2 a 3 cm de la hoja.
  •  Si el niño escribe con la mano derecha, puede inclinar ligeramente el papel hacia la izquierda.
  • Si el niño escribe con la mano izquierda, puede inclinar el papel ligeramente hacia la derecha.

Percepción: Las dificultades perceptivas (espaciales, temporales, visoperceptivas, atencionales, etc.) son causantes de muchos errores de escritura.  Se deberá trabajar la orientación rítmico temporal, atención, confusión figura-fondo, reproducción de modelos visuales.
Visomotrocidad:  La coordinación viso motriz es fundamental para lograr una escritura satisfactoria. El objetivo de la rehabilitación viso motriz es mejorar los procesos óculo motrices que facilitarán el acto de escritura. Para la recuperación visomotriz se pueden realizar las siguientes actividades: Perforado con punzón, recortado con tijera, rasgado con los dedos, ensartado, modelado con plastilina y rellenado o coloreado de modelos.

Grafomotricidad:  La reeducación grafomotora tiene por finalidad educar y corregir la ejecución de los movimientos básicos que intervienen en la escritura. Los ejercicios pueden ser: movimientos rectilíneos, movimientos de  ondas, movimientos curvilíneos de tipo circular,  completar simetría en papel y repasar dibujos punteados.
Grafoescritura.  Este punto de la reeducación pretende mejorar la ejecución de cada uno de los factores que intervienen en la escritura, es decir de las letras del alfabeto. La ejercitación consiste en la caligrafía.

El uso de juegos como Simón dice, algunas rondas  y juegos que impliquen movimientos motrices y tengan un fin pedagógico,  prensar horquillas,  rasgado, manejo de plastilina,  hacer manualidades, armar  rompecabezas , la pintura y  dibujo de las letras en el piso son algunas actividades  claves en el tratamiento de la disgrafía.

Coordinación Dinámica General:

  • Caminar sobre líneas: rectas, quebradas, curvas o figuras.
  • Saltar por toda el aula a golpes de palmadas.
  • Saltar sobre una pierna siguiendo un camino.

Cada una de estas actividades nos puede ayudar a los docentes a prestar una adecuada atención a una población considerable de estudiantes que tienen problemas disgráficos.

Escritura
 Pintar acuarela
Acuarela
Escribir

Ficha Técnica

Ficha Técnica del Artículo

Por Contenido

Descripción

La disgrafía es un trastorno específico de la escritura, que se define como la dificultad para escribir correctamente.  La disgrafía se manifiesta a través de una serie de síntomas que aparecen desde el inicio de la escolarización y aumentan a medida que avanza la escolarización inicial.

Temática

Filosofía y psicología

Palabras Claves

Disgrafía, alumnos, motricidad, percepción

Tipo de Recurso Didáctico

Artículos

Tipo de Recurso (RELPE)

Experiencia Educativa, Mejores Prácticas
Información Pedagógica
Propiedad Intelectual

Autor

Lourdes Barreno Huffman. Portal Educa Panamá.

Fuente

0
Sin votos

Ver más

X
8 + 3 =