Cuento: Los Animales y la Madre Naturaleza

-A A +A
Ver en PDFVer en PDF

Mágica Historia sobre la Madre Naturaleza

Había una vez, en un lejano bosque,  un pequeño grupo de animales que compartían muchas cosas en común.  Jugaban, saltaban, cantaban y reían.  Se divertían mucho juntos en cada asamblea que realizaban.

El pollo Vicente siempre se mostraba muy alegre y juguetón, pero ello,  no era obstáculo para ejercer su autoridad con sabiduría como guardián del bosque.  Sus amigos, lo querían mucho... y le respetaban.

Un buen día, los animales decidieron planear una gran fiesta en honor a la madre naturaleza. El evento les tomaría, un año de plazo planificarlo. La asamblea comenzó y cada uno debatía según su opinión ¿Cuál sería la mejor manera de celebrar la festividad?   Se propuso que para celebrar el aniversario de la madre naturaleza, cada uno tenía la responsabilidad  y compromiso de sembrar un árbol o más. Así, que manos a los obras dijeron, todos.  

La Sra. coneja llamada Lulú, decidió sembrar un gran roble y exclamó: ¡Oh mi árbol será el rey del bosque!  A lo que celosamente respondió el Sr. caracol, pues yo plantaré un árbol de deliciosos mangos para compartir con todos.  Doña Kathia,  la bella mariposa multicolor de manera rezongona dice: Basta ya.  Yo sembraré la más bella de las flores, la rosa.  Disculpen, respondió doña Lulú riendo a carcajadas ja ja ja ja… bella y maléfica rosa, nos herirá con sus espinas cuando juguemos.

A todo esto, el pollo Vicente, haciendo alarde de su autoridad saca  a relucir la bandera de la paz  y dice: tranquilos todos, cada  pequeño planta  que sembremos, es importante. ¡Vamos juntos a trabajar! A lo que  el pollo Vicente,  agregó yo sembraré un árbol de caoba y con él haré  en unos años, los muebles de mi casa.

La  vanidosa y risueña  osita Fina se une a la festividad y decide plantar un árbol de  primorosos y  deliciosos aguacates que ayudará prontamente  a preparar el  plato de guacamole, parte del menú de la gran festividad.

La  ardillita, Yuli  salta traviesamente de rama en rama y piensa en que  plantar. Decide recoger nueces para preparar la torta de aniversario  y sembrar  un árbol de almendras para eventos futuros.

Ruth, La Sra.  Garza; haciendo gala de su espíritu deportista y gran puntualidad; es la primera en llegar a sus labores, muy contenta, empieza a plantar su campo de maíz, el cual le permitirá lograr preparar deliciosas tortillas y un divino, pan de maíz para la siguiente asamblea.

Don Juan,  el búho plantó  felizmente un hermoso árbol de sabrosas y jugosas naranjas.  Las que cuidaba con gran esmero y prontitud para garantizar la calidad y sabor del jugo para la gran fiesta.

El buen y súper trabajador  Castor,  Arturo sembró con toda calma  una hectárea de teca para hacer un puente  de paso  para el evento y además, construir su propia madriguera y poder trabajar muy tranquilo.

Así, todos contribuyeron a plantar el bosque de deliciosos frutos, bellos árboles maderables y lindas flores para la gran fiesta  y conservar así la naturaleza ... colorín, colorado… este cuento se ha terminado.

 Recomendaciones y actividades sugeridas, despues de leído el cuento:

  • Desarrollar el tema de los valores.
  • Aprovechar como docentes la variedad de temas que ofrece un cuento para desarrollar contenidos.
  • Evitar hacer preguntas meramente literales es decir, textuales.
  • Realizar preguntas inferenciales que lleven al niño a pensar.
  • Desarrollar vocabulario del cuento.
  • Proponer al niño cambiar la trama del cuento.
  • Que los niños escriban su propio cuento.
  • Realizar dibujos sobre el cuento.
  • Hacer collage de la naturaleza.
  • Realizar diversas manualidades derivadas de la temática del cuento.
  • Dramatizar el cuento.
  • Hacer círculo de lectores .
  • Formar un club lector con la participación de los padres de familia.
  • Elaborar carnet de lecturas para motivar a los niños.

 

 

Ficha Técnica

Ficha Técnica del Artículo

Vote

0
Sin votos

Ver más

X
5 + 4 =