Huertos Comunitarios

-A A +A
Ver en PDFVer en PDF

Objetivo del Proyecto:

Ayudar a las familias de las comunidades a alimentos sanos.

Crear una alternativa de producción y obtención de productos agrícolas más saludables.

Beneficiados:

Las distintas familias de las comunidades en donde se realice ( Caimito, Sofré, Alto de la estancia).

El Huerto comunitario:

Es un terreno pequeño donde se cultivan hortalizas para el consumo de la comunidad y usualmente funciona en terreno disponibles dentro de la comunidad. Si no hay suficiente terreno se pueden utilizar balcones, azoteas, materos o cajas. En el huerto comunitario se cultivan plantas cuyas semillas, raíces, hojas, o fruto son: limoneros, naranjos, entre otros, si existe el espacio suficiente.

Ventajas del Huerto:

La creación de un huerto es aprovechable en la comunidad y también en casa, pues es ayuda económica para la alimentación sana de la familia. Si se desarrolla en casa, se presentan tres grandes ventajas.

Es un medio de ingreso, pues si se cuida con amor y se aprovechan sus frutos, el dueño puede vender sus productos a pequeña escala.
Gran parte del alimento diario de la familia está compuesto por verduras y hortalizas frescas, al cultivarlas en casa se garantiza que las verduras son sanas, bien cuidadas y libre de químicos.
Al usar los desperdicios orgánicos como abono, se reduce la producción de basura, contribuyendo a un planeta menos contaminado y ahorrando el gasto de comprar.

¿Cómo se construye un huerto comunitario?

  • En la preparación de un huerto, se toman en cuenta los siguientes pasos.
  • Escoger el terreno que esté disponible dentro de la escuela. 
  • Limpiar el terreno, eliminando cualquier material de desecho, piedras, maleza u otros.
  • Labrar el terreno, unos 20 o 25 centímetros de profundidad.
  • Desboronar  y triturar la tierra.
  • Fertilizar el terreno preferiblemente con abono natural. Es recomendable utilizar fertilizantes naturales, para evitar la contaminación de la tierra.
  • Después que el terreno este preparado, se hacen surcos y se colocan entre ellos las semillas previamente seleccionadas, dejando el espacio necesario entre ellas. Se debe investigar lo que necesita cada planta.
  • Regar con abundante agua, sin excederse, para favoreces el proceso de germinación y desarrollo.
  • Este riego es preferible hacerlo, en horas de la tarde o en la mañana antes que salga el sol.

Las herramientas se utilizan para el trabajo del huerto son:

  1. Pala
  2. Pico
  3. Escardilla
  4. Machet
  5. Rastrillo
  6. Carretilla
  7. Manguera
  8. Regadera
  9. Guantes

Ficha Técnica

Ficha Técnica del Artículo

Vote

0
Sin votos

Ver más

X
14 + 2 =