La Educación en Panamá, 5 Metas para Mejorar

-A A +A
Ver en PDFVer en PDF

“Educad a los niños y no será necesario castigar a los hombres”  Pitágoras.

El presente documento hace referencia a la situación educativa del país en diversos niveles de enseñanza haciendo énfasis en la importancia de mejorar la calidad educativa de manera integral.  Los diferentes estudios y pruebas realizados arrojan resultados insuficientes en el rendimiento académico del alumnado panameño, lo cual hace urgente reestructurar nuestra manera de enseñar como docentes atendiendo a un mundo virtualmente globalizado.  La educación es una tarea y responsabilidad que corresponde a toda la sociedad.  

La tarea de educar es un desafío que se da en todos los niveles educativos del país; sin embargo, la cobertura de la enseñanza alcanza hoy día en nuestro país avances significativos a pequeños pasos tanto en el nivel de preescolar como en el universitario. Sin embargo, existen abismos en materia educativa en las regiones comarcales y en las provincias de Darién y Bocas del Toro, entre otras.

La asistencia educativa en los primeros niveles  es satisfactoria casi en su totalidad, pero, al avanzar a premedia y media disminuye aproximadamente de un nivel de aproximadamente 96% a un 68% y de ahí, posteriormente, sólo llegan a la universidad un 52% de los estudiantes.   Solamente cada quince (15) de cien (100) estudiantes que se matriculan en la universidad obtienen un título universitario.

El analfabetismo afecta en su mayor parte áreas rurales y comarcales marcadas por el flagelo de la pobreza.  En estas regiones es notable observar la deserción escolar, en los primeros años de escolaridad; situación que dificulta el desarrollo de nuestro país. 

Nuestro sistema educativo está expuesto a grandes tempestades respecto a diversas situaciones, tales como:

  • Una gran brecha digital, pues no existen las mismas oportunidades para áreas rurales y comarcales, en comparación a otras áreas del país.
  • La falta de oportunidades  y desigualdades en parámetros de educación, salud  y alimentación lo que afecta la calidad de vida de las personas.

En las  pruebas de calidad educativa como PISA Y SERCE se ven resultados preocupantes que apuntan a la toma de decisiones para mejorar el status educativo.

La mayor tasa de deserción es en las comarcas como Kuna Yala y Ngäbe Buglé lo cual registra un 20%.

La educación parvularia es de relevante importancia para lograr las bases del éxito en materia educativa.  Las metas educativas están orientadas a la consecución de objetivos como:

El logro de asistencia de infantes en el jardín de preescolar, lo que se extiende al nivel de primaria, premedia y media.  Posteriormente, se espera que la calidad educativa alcance los grados de educación superior.  La equidad educativa es difícil de lograr en nuestro sistema educativo.

Nuestro país se ve inmerso en  procesos de transformación en el área de transporte, comunicaciones, economía, educación, comercio, turismo, etc. lo que demanda personal profesional capacitado, tarea que podemos realizar si trabajamos unidos para lograr una mejor educación, sin capitalismos egoístas y apatía a nuevos avances que ofrece el mundo de hoy día.

Fortalezas y debilidades  de nuestro país:

Panamá ha alcanzado grandes logros en cuanto a:

  • Competividad
  • Grado de inversión
  • Recepción de inversión internacional
  • Un gran destino turístico.

Y ha alcanzado bajas calificaciones en:

  • Percepción de corrupción
  • Baja calidad educativa
  • Alto endeudamiento
  • Aumento de la inseguridad
  • Poca infraestructura en el área metropolitana.

Debemos proponernos sobrepasar estas expectativas y fortalecer nuestra imagen como país y ciudadanos comprometidos.

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) y la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI) recomiendan a los países de Iberoamérica aumentar de forma sistemática el presupuesto educativo incluido Panamá. En nuestro país, la educación universitaria cuadruplica el gasto educativo invertido en los niveles de preescolar y primaria.

Es necesario retomar y reestructurar la estructura educativa de un país para eliminar disparidades educativas existentes en el sistema y este programa debe comenzar desde las raíces lo que implica la atención en el nivel de preescolar, lo que es el cimiento de las bases del desarrollo humano para una vida exitosa en sociedad.  La educación infantil es ofertada por más de 2,500 instituciones educativas, además existen otros centros de atención infantil como  Centros Familiares y Comunitarios de Educación Inicial (CEFACEI), Educación Inicial en el Hogar (EIH), Centros de Educación Inicial Comunitaria (CEIC) y los especializados del Ministerio de Desarrollo Social.  En nuestro sistema educativo necesitamos más docentes preparados en el nivel de preescolar.

La educación primaria es la que sigue en el aprendizaje y es muy importante en el desarrollo del ser humano.  Sin embargo, no existe equidad entre la educación de áreas indígenas, áreas rurales de difícil acceso y áreas accesibles que cuentan con los recursos y la tecnología necesaria para lograr adquirir aprendizajes significativos.   La mayor deserción escolar se da por tanto, en áreas comarcales y rurales de difícil acceso, muchos de estos niños se dedican al trabajo infantil, lo que impide el logro de una formación académica sólida.

Estudios de la CEPAL y la OIE  atribuyen la repitencia y el fracaso escolar en la educación de los países latinoamericanos a las disparidades sociales, a la gestión educativa y a los recursos destinados a la educación, la organización y funcionamiento de las escuelas, a la capacitación de los docentes, a las condiciones en las que desempeñan su trabajo y a las propias actitudes de los alumnos, condicionadas, a su vez, por su entorno social, familiar, cultural y educativo.

Atendiendo a algunos estudios, los estudiantes con mayor rendimiento académico se enmarcan en el 20% cuyos padres poseen una educación a nivel superior.

Lastimosamente, según estudios realizados por el SERCE se determinó que los docentes panameños tienen deficiencias marcadas en su formación académica lo que repercute en el proceso  de aprendizaje que se lleva a cabo a diario en las aulas.

Con respecto al desempeño en matemáticas de los estudiantes de 6to grado, Panamá se clasifica entre los países latinoamericanos con los promedios más bajos, pues los estudiantes no alcanzaron siquiera el primer nivel. Igual situación ocurre en las pruebas de lectura para el 3er grado, en el que el país se ubica con calificaciones similares a Ecuador, Guatemala, Nicaragua, Paraguay, Perú y República Dominicana. Panamá tiene un 11% de sus estudiantes que están por debajo del Nivel I de desempeño en lectura, lo que implica que no logran localizar en un texto corto, información con un solo significado.

El nivel de premedia atiende a alumnos entre 12 y 14 años. En este nivel se continúa y profundiza la formación integral de los alumnos, con un amplio período de exploración y orientación vocacional de sus intereses y capacidades, en el contexto de una educación de carácter universal, general y cultural, de acuerdo con el MEDUCA.  Con la educación media, se concluyen los 14 años de educación formal. Este nivel de enseñanza atiende a jóvenes entre 15 y 18 años. El objetivo a cumplir es la formación cultural del estudiante, ofreciendo una formación en opciones específicas, a efectos de prepararlo para el trabajo productivo y proseguir estudios superiores.

La UNESCO enfatiza  que la falta de competencias en nuestros estudiantes transmitidos por el entorno escolar son limitantes en el desarrollo y creatividad del estudiante lo que genera un incremento en la pobreza, desempleo y trastornos sociales.

Según UNESCO, “las necesidades de aprendizaje de los jóvenes son muy amplias; comprenden no solamente las competencias necesarias para ganarse la vida, sino también un desarrollo personal que siente las bases de una vida gratificante.” Destaca el mismo informe, que los jóvenes que han crecido en condición de pobreza y exclusión tienen más probabilidades de haber cursado pocos estudios o de haber abandonado la escuela y, por lo tanto, tienen menos posibilidades de desarrollar competencias para empleos dignos, en el sector formal.

Tanto la CEPAL como la UNESCO resaltan la importancia del desarrollo de habilidades y competencias básicas en nuestros estudiantes, sólo así, se podrán rebasar barreras de desigualdad y se mejorará la calidad de vida.

En Panamá, se han triplicado la cantidad de jóvenes en edades de 15 a 19 años con grandes déficits educativos lo que implica el poco acceso al campo laboral.  Sin embargo, MEDUCA aporta que del 10% registrado en el 2010 en repitencia, para el  año 2012 está realidad tuvo una disminución de un 2.7%.

Los niveles de repitencia se incrementan en nuestro país en los niveles de premedia y media. Algunas de las provincias más afectadas atendiendo a estudios realizados del 2007 al 2010 fueron Herrera y Bocas del Toro, realidad que no ha tenido grandes variaciones. Esto es sinónimo de pérdida para el estado  y la familia panameña tanto en  parámetros económicos como psicosociales.

También las provincias de  Panamá, Darién y las comarcas no escapan de esta realidad, quizá la alternativa de la beca universal  permitió bajar los índices de fracasos en una pequeña minoría, pero falta mucho por lograr.

Problemas que afectan áreas de difícil acceso

Muchos niños y adultos residentes en  las comarcas no cuentan con  el agua potable necesaria en el diario vivir, lo que pone en riesgo su salud.

Es triste ver que en este siglo existan escuelas privadas del agua y electricidad sobre todo en las comarcas.  La pobreza que enmarca las áreas poco accesibles y comarcas son factores que muchas veces  influyen  negativamente en el rendimiento académico de los estudiantes llevándoles a la repitencia.

Esto ocurre  en la Comarca Emberá donde la carencia de este vital líquido es latente y afecta en gran parte la salud del alumnado y el resto de la comunidad.  Por otra parte, está la falta de energía eléctrica, la cual crea grandes vacíos porque se hace imposible utilizar herramientas tecnológicas que facilitan el aprendizaje y abren nuevos caminos del conocimiento a nuestros discentes.  La falta de conectividad abre una gran brecha digital de desigualdad en la educación panameña lo que dificulta lograr avances significativos que permitan optimizar el aprendizaje.

Los resultados que arrojaron las pruebas PISA aplicadas a estudiantes de premedia fueron preocupantes ya que de los países participantes, Panamá estuvo entre los últimos cuatro,  lo que indica que hay un déficit en áreas como matemática, español y ciencias naturales.  Panamá invierte en educación y estos resultados no van de la mano a esta realidad.  Una gran parte de los estudiantes egresados de las escuelas con un título de bachillerato no logran alcanzar el índice mínimo requerido para optar por una carrera universitaria.

Poseer un título universitario abre un abanico de oportunidades que permite a las personas una mejor calidad de vida.  En Panamá, las mujeres encabezan las listas de asistencia a la universidad, ya que cada de 10 estudiantes, 6 resultan ser mujeres.

Hay alrededor de cuarenta universidades en el país incluyendo universidades públicas y privadas.  Las mismas ofertan una gran cantidad de carreras a nivel de licenciatura y técnicos, han habido cambios en algunos de los requisitos de graduación, los trabajos de investigación han pasado a una segunda opción predominando como trabajo de grado las dos asignaturas de maestría o prácticas laborales.

Con la promulgación de la Ley 30 de 25 de julio del 2006, se crea el Consejo de Evaluación y Acreditación Universitaria de Panamá (CONEAUPA) para el mejoramiento de la calidad de la educación superior universitaria.

Las metas educativas de MEDUCA son:

  • Aumentar la cobertura de educación inicial para niños y niñas de 4 y 5 años.
  • Los estudiantes completan la educación media.
  • Buena calidad de la educación en todo el país.
  • Más y mejor inversión en educación.

Leer documento

Ficha Técnica

Ficha Técnica del Artículo

Vote

0
Sin votos

Ver más

X
8 + 3 =