La Erradicación del Trabajo Infantil -12 de junio

-A A +A
Ver en PDFVer en PDF
trabajo infantil

El Trabajo Infantil se refiere a una actividad que modifica el entorno físico, mental, social y moral afectando al niño de manera tal que interviene negativamente en sus estudios, causando deserción escolar y en otras ocasiones,  una vivencia alterna entre escuela y largas jornadas de trabajo.  Estos niños o adolescentes reciben salarios inferiores a los estipulados por la ley y no poseen derechos laborales.

El trabajo infantil es consecuencia de círculos cerrados de pobreza que pronostican abismos de ignorancia, esto  aleja  a nuestros niños de adquirir la educación que por derecho tienen y se merecen.  Todo ello repercute en grandes vacíos en el desarrollo de capacidades y habilidades en los niños, lo que vislumbra en su futuro una serie de  inseguridades y frustraciones.  Todas estas variantes afectan la competitividad, economía y productividad de un país.

Aproximadamente, según cifras manejadas por la ONU casi 215 millones de niños en el mundo son víctimas latentes del trabajo infantil.  Estos infantes viven el día a día privados de sus derechos, siendo abusados por una sociedad colmada de crueldad, vanidad,  sed de poder y políticas gubernamentales  maquilladas que no logran los propósitos para las que fueron creadas.

La mayoría de estos niños pierden la esencia del maravilloso ciclo infantil, donde jugar, divertirse y educarse son variables necesarias en su desarrollo físico, emocional y cognitivo.  Estos aspectos son elementos claves que preparan al menor para convivir en sociedad y desarrollar su potencial atendiendo a la diversidad.  Sin embargo, es triste ver que los niños que trabajan terminan en las calles,  en el trabajo informal, en el caso de las niñas algunas desempeñan trabajos  domésticos, otros  son víctimas de la delincuencia, de abusos físicos y psicológicos, explotación sexual y embarazos precoces que alteran su desarrollo biológico y emocional.

Causas del trabajo infantil

  • Pobreza extrema.
  • Violencia en los hogares.
  • Patrón cultural étnico.
  • Metas incumplidas en parámetros obligatorios educativos.

Consecuencias sociales  del trabajo infantil

  • Se abren brechas de desigualdad.
  • Se violan los derechos de la niñez y la adolescencia.
  • Se obliga al niño a actuar como adulto y tratar con situaciones conflictivas y hostiles.
  • Afectación en la autoestima.
  • Resentimiento e inadaptación social.

Consecuencias físicas y psicológicas

  • Enfermedades, agotamiento.
  • Retardo en el desarrollo del individuo.
  • Posible adicción a fármacos.
  • Víctimas de abuso.

Recursos necesarios para su erradicación

Exige recursos  financieros suficientes dirigidos a lograr:

  • La  expansión de la educación pública.
  • Mejorar la calidad  de nuestra educación, atendiendo no sólo la estructura física adecuada,  sino también a la innovación en el quehacer educativo integrando  a este conjunto la atención a la diversidad del alumnado mediante prácticas pedagógicas apropiadas.
  • Programas y políticas gubernamentales dirigidas a la erradicación del trabajo infantil.  Sin embargo, a pesar de miles de esfuerzos realizados y a todos los convenios internacionales que esto implica; no se ha logrado erradicar del todo esta problemática.  Este problema representa una amenaza latente al desarrollo sano  y equitativo de la población infantil.

Situación actual en Panamá

En Panamá,  suman aproximadamente un total de  26.710 niños entre cinco (5) y diecisiete (17) años  que trabajan, según encuesta del Trabajo Infantil en el Instituto Nacional de Estadística y Censo  de la Contraloría General de la República de Panamá.

En nuestro país,  provincias como Bocas del Toro, Darién y áreas  Comarcales entre otros  son los lugares donde   muchos niños del campo, algunos pertenecientes a  diversas etnias de  nuestros grupos originarios no llegan a cumplir con la educación escolar obligatoria debido a que en ciertas épocas del año se trasladan a realizar labores agrícolas  en pueblos vecinos, como parte de su cultura . Tal es el ejemplo de  los menores  ngöbes o buglés que  se trasladan hacia la frontera costarricense a cultivar diversos productos o a transportar cargas, situación  que los obliga a desertar de las escuelas o abandonarlas por períodos de tiempo según la época de cultivo o cosecha.  El 75% de menores que laboran en Panamá son niños de áreas rurales y de diversas etnias de  nuestros grupos originarios.

 Para contrarrestar esto se han puesto en marcha una serie de políticas educativas y gubernamentales para  brindar a los niños y jóvenes la oportunidad de educarse, a través de becas y programas, por lo que se considera que Panamá posee las herramientas necesarias para lograr la erradicación total  del trabajo infantil en el año 2020.  Dos alternativas para contribuir a lograr esto las realiza MITRADEL a través de programas como  “Programa de acción directa gubernamental” y “Sembrando valores para el futuro”.  El IFARHU también otorga la alternativa de beca Universal, beca de Concurso, beca de ayuda económica, beca en deportes  y  beca en la modalidad de bellas artes.  Además, de esto no se puede ignorar el papel que ejerce la iglesia, el hogar y la educación conjuntamente con la sociedad con miras a lograr la erradicación del trabajo infantil promoviendo valores espirituales, éticos y morales.

Erradicación del Trabajo Infantil en América Latina

La Organización Internacional del Trabajo  es un organismo de las Naciones Unidas que cumple con el propósito de velar por la prevención y  erradicación del trabajo infantil fundamentado en el Convenio num. 138  que establece la edad mínima para trabajar.  Se contempla que ninguna persona menor de 18 años  debe realizar trabajos que atenten contra su salud y moralidad. La edad mínima para laborar con ciertas condiciones debe ser de quince (15) años, luego de finalizar la escolarización obligatoria. Por otra parte,  el convenio num. 182 incluye normas para evitar la inclusión de niños en conflictos armados, pornografía, prostitución y actividades ilícitas.

El Programa Internacional para la Erradicación del Trabajo Infantil (IPEC)

El Programa Internacional para la Erradicación del Trabajo Infantil (IPEC) de la ONU fue creado en 1992. Está formado por 90 países de los cuales 27 pertenecen a América Latina y el Caribe. La IPEC inicia su labor en América Latina en el mes de enero de 1996.   Tiene el objetivo de realizar avances progresivos para erradicar el trabajo infantil, a través de una educación de calidad, promoción de valores éticos y morales y políticas adecuadas. Esta organización la conforman diversas entidades privadas y gubernamentales, agrupaciones religiosas,  grupos sociales diversos y universidades, entre otros.

Consultar encuesta del Trabajo Infantil en el Instituto Nacional de Estadística y Censo  de la Contraloría General de la República de Panamá.

menor trabajando
trabajo infantil-minas

Ficha Técnica

Ficha Técnica del Artículo

Vote

0
Sin votos

Ver más

X
8 + 5 =