Santiago De La Guardia y el Convenio de Colón

-A A +A
Ver en PDFVer en PDF

1829 - 1862

Gobernador y Miembro del Partido Conservador

Don Santiago De la Guardia, hombre de talento. Nació en 1829 en la población de Parita. En cuanto a su formación personal es meritorio expresar que fueron sus padres, Ramón De la Guardia y Josefa Arrué quienes con tino y certera abnegación, impartieron firmes enseñanzas a su vida. Luego, en ciudad de Santiago de Veraguas su educación formal estuvo a cargo de preceptores privados, los que lo guiaron con gran abnegación y esmero.

En su vida encontramos una dualidad con relación a su pensamiento y actividad partidaria. Descolló en lideres del Partido Conservador y actuó en algunas ocasiones en la práctica política con el partido liberal.

En efecto, cubrió con su actividad pública que por corta no dejó de ser brillante, un campo importante en la defensa de la autonomía istmeña. En 1852 al contar 23 años, actúa en la Cámara Provincial de Azuero y al encenderse la tea de la revolución del 17 de abril de 1854, en Nueva Granada (hoy Colombia), participa en calidad de Senador por esa provincia.

Antes de establecerse la capital de la República en Ibagué (22 de septiembre de 1854), debió regresar a Panamá en compañía de Justo Arosemena. Cumplida su misión al fragor de la lucha, retorna a Nueva Granada en calidad de Senador para participar en los debates en ese organismo, pero al llegar a esa población las sesiones habían concluido.

Hay que añadir su progresiva actividad proselitista y participación en el campo de los debates parlamentarios. Con su verbo ardiente y sus atinadas resoluciones llegadas el año de 1855 “concurrió al Congreso como Senador por Azuero”. El 15 de julio de ese año asistió como Diputado por Veraguas a la Asamblea Constituyente del Estado de Panamá y en calidad de Designado firmó la Constitución Política del Estado de Panamá el 17 de septiembre de 1855 y en octubre actuó de Diputado Secretario. Posteriormente seguirá Santiago dentro de su óptica política en el ejercicio consecuente de acciones moralizadoras. Prueba fehaciente la encontramos en 1856, 1857 y 1858 al actuar en los debates de la Asamblea Legislativa del Estado de Panamá. Al año siguiente ocupó un puesto relevante y en 1860, asumió el cargo de Gobernador.

Pronto surgieron complicaciones al declarar el General Tomás Cipriano de Mosquera en su calidad de Gobernador del Cauca, la separación de esa región de la Confederación Granadina. Con acierto el Gobernador De la Guardia declaró su independencia de esa contienda. No obstante, la providencia adoptada resultó del consenso entre facciones liberales y conservadoras, donde se negocia y se firma el Convenio de Colón, el 6 de septiembre de 1861, en virtud del cual: “El Estado Soberano de Colón, el 6 se incorpora a la nueva entidad nacional que se denomina Estados Unidos de Nueva Granada, y queda en consecuencia formando uno de los Estados Soberanos Federales que componen dicha asociación…”

La reacción en Nueva Granada tardó, pero el 6 de junio de 1862, el General Peregrino Santacoloma desembarca en Colón con un séquito de soldados, que llevaba instrucciones precisas del General Tomás Cipriano de Mosquera de someter por la fuerza al Gobernador De la Guardia. Pero los intentos de Santiago De La Guardia de llegar a un acuerdo con Santacoloma fracasaron y en consecuencia el Gobernador decidió el 1 de julio, dirigirse a Santiago de Veraguas donde estableció la capital del Estado en compañía del Dr. Pablo Arosemena. Ni los esfuerzos de José María Rodríguez, ni la mediación de algunos destacados liberales hicieron cambiar al General Santacoloma.

Las armas entonces remplazarán a las palabras y el General Santacoloma exigió que el Gobernador De La Guardia aceptara las peticiones que obviamente entraban en contradicción con los principios de defensa de la soberanía y neutralidad del Istmo. En ese trance Buenaventura Correoso se unió a las tropas de Santacoloma. “Y las gentes del arrabal supieron aprovechar las circunstancias ellos que un año antes habían intentado la independencia…ahora se aliaban al gobierno provisorio de la revolución que pretendía mantenernos dentro de los recién creados Estados Unidos de Colombia bajo sus propios términos.”

La contienda fue inevitable y el ejército de Santacoloma, Correoso, Gabriel Neira y Pedro Gotilla avanzaron contra las tropas del Gobernador De La Guardia, y como dice el poema: “¡Llaneros a caballo¡ ¡Lanza en ristre, venid a punto a combatir ¡ ¡ El pecho ardiendo en fuego de venganza, vamos…”

El 19 de agosto de 1862 los hombres de De La Guardia resistieron precariamente, y sucedió lo que había vaticinado cuando se enteraron que combatiría contra las fuerzas curtidas en la contiendas de Nueva Granada. Ese memorable día en las márgenes de Río Chico, a escaso tiempo de camino hacía Natá fue derribado de su corcel, por una bala, el Gobernador Santiago De La Guardia. “Y el arrabal llegó al poder, y entonces pospusieron todos los derechos que usaron como bandera”.

Bibliografía

  1. SUSTO, Juan Antonio. En el centenario de la Muerte de Don Santiago De La Guardia Arrué. Revista Lotería. 1962.
  2. Convenio de Colón. Leyes Expedidas por la Asamblea Legislativa del Estado Soberano de Panamá en 1861. Imprenta Stara & Heral.
  3. GARCÍA, Caridad. Guión de Cápsula Histórica sobre Santiago De La Guardia y el Convenio de Colón.
  4. GARCÍA, Caridad. Guión de Cápsula Histórica.

(El estilo bibliográfico del autor establece que la bibliografía está inserta en el texto)

Autor: Rommel Escarriola Palacios

Ficha Técnica

Ficha Técnica del Artículo

Por Contenido

Descripción

Don Santiago De la Guardia, hombre de talento.  Nació en 1829 en la población de Parita.

Temática

Literatura

Palabras Claves

Santiago de la Guardia, convenio Colón

Tipo de Recurso Didáctico

Artículos

Tipo de Recurso (RELPE)

Biografía
Información Pedagógica
Propiedad Intelectual

Autor

Rommel Escarreola

Otros Colaboradores

Tercer Nivel de Enseñanza
Portal Educa panama

Fuente

0
Sin votos

Ver más

X
2 + 2 =