La Etnia Negra

-A A +A

Variable  de  auto identificación Afrodescendiente

Los países de la región han reaccionado positivamente a estas nuevas y crecientes demandas, comenzando a producir información desagregada por grupos étnicos y, aunque su medición es compleja, casi todos ellos han incorporado una o varias preguntas con vistas a su identificación, aprovechando la fuente más masiva y de mayor cobertura: los censos de población, principalmente en la Ronda de Censos 2000, con resultados más que sorprendentes en la identificación de desigualdades. 

“De esta manera, el Censo Nacional de Población y Vivienda constituye una fuente primordial de información estadística para identificar y caracterizar a los grupos étnicos. En efecto su carácter universal hace que sea el único instrumento que proporciona información confiable para grupos específicos de población, como los pueblos indígenas y afrodescendientes…Dada su periodicidad de cada 10 años, ofrecen además la posibilidad de analizar los cambios en el tiempo y entre países, pues se realizan en fechas similares en casi toda la región..”

En el Seminario Taller “Censos 2010 y la inclusión del enfoque étnico” Hacia la construcción participativa con pueblos indígenas y afrodescendientes de América Latina, realizado del 19 al 21 de noviembre de 2008 en Santiago de Chile se destacan aspectos importantes que vamos a resaltar.

La Inclusión del enfoque étnico en los censos de población es una preocupación que ha alcanzado amplia difusión en los últimos años, promovida tanto por la constatación de que, en América Latina, los pueblos indígenas y  afrodescendientes, suelen caracterizarse por estar en una periferia social y económica mostrando mayores y más generalizados niveles de pobreza y menor reconocimiento para el ejercicio de sus derechos en todos los ámbitos (Psacharopoulos y Patrinos, 1994) Tanto el conocimiento de las condiciones de vida como la ampliación de la “titularidad de derechos” a los pueblos indígenas y afrodescendientes requiere disponer de información relevante, confiable oportuna, como una herramienta técnica y política  (CEPAL, 2006). 

Por ello, ahora que se aproxima la ronda de censos del 2010 es imperativo abocarse a lograr los mejores resultados de la inclusión del enfoque étnico en los censos de los países, para ampliar la base de información, mejorar su calidad y,  en consecuencia, disponer de información más confiable y pertinente para la próxima década, que sirva de base y complemente la información que se obtiene de otras fuentes de datos.

La importancia de identificar   a los grupos étnicos y, en particular a los pueblos indígenas y afrodescendientes, dentro de cada país se basa en el hecho de que:

  •  Los afrodescendientes son los descendientes de la diáspora africana que emergió del comercio esclavista que tuvo lugar en la región en los siglos XVI y XIX. Hecho que es reconocido por los Estados con mayor o menor amplitud, lo que le concede un estatus especial dentro de la sociedad nacional en relación con sus derechos y reinvindicaciones específicamente.
  • Por su identidad cultural, conocimientos y tradiciones, que no solo tienen el derecho de ser respetados sino que pueden aportar para la construcción de la sociedad global, contribuyendo con su cosmovisión a la identificación de soluciones válidas para muchos de los desafíos contemporáneos, a través de un diálogo intercultural.
  • Porque han sido pueblos y comunidades que, al ser desplazados hacia áreas marginales han llegado a tener una inserción social y económica débil y vulnerable, siendo excluidos de los principales beneficios de la sociedad, pasando a engrosar, con el tiempo, los contingentes de pobreza. Por sobrellevar una doble carga (pobreza y discriminación negativa, debido a su origen étnico) están más desposeídos y pueden ser más vulnerables que  otros sectores igualmente pobres de la población.
  • Porque son grupos sociales de creciente protagonismo político que reivindican el ejercicio de sus derechos, y están viviendo un proceso de revitalización de sus identidades y de fortalecimiento de sus organizaciones, lo que ha dado lugar a un creciente reconocimiento jurídico y constitucional en muchos países, como sociedades pluriétnicas y multiculturales.

De acuerdo con Stavenhagen, un grupo étnico se define como “Una colectividad que se identifica a si misma y que es identificada por los demás en función de ciertos elementos comunes tales como el idioma, la religión, la tribu, la nacionalidad o la raza, o una combinación de estos elementos, y que comparte un sentimiento común de identidad con  otros miembros del grupo” Stavenhagen 1991).

En el caso de los afrodescendientes, se entiende por  tales “ a todos los pueblos y personas descendientes de la diáspora africana en el mundo. En América Latina y el Caribe el concepto se refiere a las distintas culturas “negras” o “afroamericanas” que emergieron de los descendientes de africanos, las cuales sobrevivieron a la trata o al comercio esclavista que se dio en el Atlántico desde el siglo XVI hasta el XIX” (Antón 1997).

El concepto de afrodescendiente, por su parte, fue acuñado con fuerza a nivel internacional en el año 2000, cuando las organizaciones se movilizaron en torno a la preparación de la Conferencia Mundial contra el Racismo de Durban (2001).

El número de países que ha incluido el enfoque étnico en los censos ha ido aumentando significativamente con el tiempo. Mientras que en 1970 y 1980 se disponía sólo de enumeraciones aisladas, las dos últimas rondas censales (1990 y 2000) indican que se ha tomado conciencia en los países acerca de la necesidad de la visibilidad estadística de estos grupos étnicos, principalmente como consecuencia de las demandas y presiones de las organizaciones indígenas y afrodescendientes (CEPAL, 2006).

La mayoría de los censos de la ronda 2000 han incluido una o más preguntas de identificación étnica.  Para los afrodescendientes el criterio de clasificación ha sido el de la auto-definición. La clasificación  propiamente responde a categorías raciales, en el sentido de una construcción social basada en el fenotipo. En los países que lideran este tipo de mediciones (Brasil y Cuba) ha habido una tendencia histórica a equiparar el concepto de grupo étnico al de raza, reduciéndolo al color de la piel.

Recientemente, en varios censos y encuestas de los países de la región, se ha hecho operativa  la identificación de los grupos étnicos a través de los criterios de lengua materna y de la autopertenencia o  autoidentificación. 

Aunque la información desagregada por origen étnico-racial no sea generalizada en la región, en los últimos años ha aumentado su demanda, tanto respecto de afrodescendientes como de indígenas, pues es evidente que estos datos son fundamentales para hacerlos más visibles y transformarlos en grupos que puedan ser destinatarios de políticas específicas.

El Censo de 1911, 1920, 1930 y 1940 recoge los datos de población según raza, por la influencia de la asesoría norteamericana.

  • Blanca
  • Negra
  • Mestiza
  • India
  • Otras razas.

La siguiente información es una entrevista realizada por la: SECRETARÍA EJECUTIVA  DEL CONSEJO NACIONAL DE LA ETNIA NEGRA concerniente a la diversidad de características culturales que poseen los distintos grupos de afrodescendientes atendiendo a su procedencia.

SECRETARÍA EJECUTIVA  DEL CONSEJO NACIONAL DE LA ETNIA NEGRA

¿CÓMO SE RECONOCE USTED?

Objetivo:  Esta pregunta tiene como propósito generar una mayor visibilidad de la   población  afrodescendiente  en  Panamá,  fortalecer  el  carácter de identidad e   incrementar   los   índices   de  apropiación  de derechos  ciudadanos.

Haga  la pregunta textualmente y  lea pausadamente cada una de las alternativas   que se presentan. Marque  una  sola  respuesta   de  acuerdo a  lo que  conteste el informante.

En caso de que el  entrevistado declare alguna  alternativa que no se encuentre dentro de las  leídas proceda a marcar el círculo 07 otro y especifique.

Históricamente son dos grupos los que caracterizan la población afrodescendiente: los afrocoloniales y los afroantillanos o Caribeños anglófonos o franco parlantes

Tenga presente las siguientes definiciones:

  • Etnia negra: es aquella persona cuya piel es de color negro o que pertenece a una raza de color oscuro de piel, de la raza negra.
  • Población afropanameña: es la totalidad de las poblaciones tanto  afrocoloniales como afroantillanas.
  • Población afrocolonial: son  los  descendientes  de  los  esclavos africanos traídos al istmo durante la colonización española. Unos,  al  rebelarse  y  huir de la esclavitud, poblaron la costa atlántica, regiones selváticas del Bayano, Darién y el Archipiélago de Las Perlas. Los que se quedaron como sirvientes, adquirieron su libertad al abolirse la esclavitud y se mezclaron con los otros grupos que interactuaban en el istmo, razón por la cual se encuentran en todas las áreas de la actividad económica y estratos sociales de Panamá. Aún así se pueden identificar a los descendientes de estos últimos en las Provincias Centrales, en áreas como Natá, Parita y Monagrillo: y en Chiriquí, en áreas como Puerto Armuelles y Alanje, y de los primeros, en áreas como la Costa Arriba y Costa Abajo de la provincia de Colón; Pacora, San Miguel y Chepo, en la provincia de Panamá.
  • Población Afroantillana: constituida por los descendientes de los trabajadores antillanos de habla francesa o inglesa que llegaron a nuestro país, Panamá principalmente durante la construcción del Canal de Panamá, traídos primero por los franceses y luego por los norteamericanos. Se les localiza mayormente en las áreas de tránsito (Ciudades de Panamá y Colón) y en la Provincia de Bocas del Toro. Sus descendientes en la actualidad interactúan en todas las ramas de la actividad económica, científica y cultural; y en los estratos sociales de la nación panameña.

Ahora bien, existen construcciones sociales; a través de las cuales se autodenomina la población afro con el objeto de ser aceptada y disminuir el impacto de las expresiones racistas. Tales como: morenos(as), trigueños (as), culisos (as), que no tienen construcciones conceptuales (aspectos Históricos –composición étnica- cultural u otros aspectos que definen un grupo étnico); por lo tanto, dificulta su inserción en el inventario conceptual a través de las cuales se autodenomina la población afropanameña.

A continuación presentamos la definición de estas construcciones sociales:

  • Moreno(a): persona de color oscuro que tira a negro. Que es de color marrón oscuro  o piel morena.
  • Culiso (a): persona de piel oscura, de cabello lacio.
  • Trigueño(a): persona de color de trigo, entre moreno y rubio. De raza negra o de piel muy oscura. Se aplica al color moreno dorado como el del trigo: la piel o el cabello de algunas personas son de color trigueño.

Población afro-colonial: son los descendientes de los esclavos africanos traídos al istmo durante la colonización española. Unos, al rebelarse y huir de la esclavitud, poblaron la costa atlántica, regiones selváticas del Bayano, Darién y el archipiélago de las perlas. Los que quedaron como sirvientes, adquirieron su libertad al abolirse la esclavitud y se mezclaron con los otros grupos que interactúan en el Istmo, razón por la cual se encuentran en todas la áreas de la actividad económica y estratos sociales de Panamá. 

También conocidos como cimarrones o palenqueros descendiente de esclavizados rebeldes que obtuvieron la libertad huyendo de la tutela de sus propietarios y del trabajo forzado a sitios apartados conocidos como palenques por las fortificaciones empalizadas construidas a su alrededor. 

En Darién y en algunas regiones de la costa atlántica viven descendientes de los pobladores de los palenques que se formaron en esa región, con sus propias costumbres y tradiciones. Los grupos congos de la costa del atlántico, también son afrocoloniales.

Ubicamos esta población en áreas como la Costa Arriba y  costa abajo de Colón, Chilibre, Pacora, Chepo y San Miguel en la provincia de Panamá y en la provincia de Darién.

En el interior del país, se les puede identificar en las provincias centrales en áreas como: Natá, Parita, La Arena y Monagrillo y en Chiriquí en áreas como Puerto

Armuelles y Alanje, en Veraguas en Montijo, San Francisco, Santa Fé.

Podemos distinguir a los descendientes de negros afrocoloniales en un continuum de La Chorrera hasta la península de Azuero. En el área de la ciudad de Panamá especialmente en el Chorrillo, el arrabal de Santa Ana, San Miguel.

Población afro-antillana:  Esta constituida por los descendientes de los trabajadores antillanos de habla francesa o inglesa que llegaron a Panamá principalmente durante la construcción del Canal, traídos primero por los franceses y luego por los norteamericanos. 

Se les localiza mayormente en las áreas de tránsito (ciudad de Panamá y Colón) y en la provincia de Bocas del Toro.  Sus descendientes en la actualidad interactúan en todas las ramas de la actividad económica, científica y cultural y en los estratos sociales de la nación panameña.

Históricamente  Panamá es el único país que tiene una población con una cultura caribe, en la capital bañada por las aguas del pacífico. 

El calypso en castellano es una particularidad de Panamá, al igual  que ha sucedido más recientemente con la música reggae que surge en castellano en nuestro país, precisamente por la especificidad cultural del panameño.

En este sentido podemos destacar que hay grupos negroides jóvenes que se identifican con la cultura afrodescendiente y reivindican ser del “guetto”, como una reafirmación del color de su piel y su vinculación histórica al habla anglófona. (Kafú Bantón)

Desde el color de la piel, y desde la lógica del blanqueamiento ocurrido en toda la región se construyen socialmente las siguientes denominaciones:

  • Moreno/a: persona cuyo fenotipo incluye color de piel es oscuro o moreno.
  • Culiso/a: persona cuyo fenotipo incluye color de piel oscuro, pero que tiene el cabello lacio.
  • Trigueño/a: persona cuyo fenotipo expresa la mezcla entre una negros y blancos, resultando en un color muchas veces denominado café con leche. 

La diversidad Cultural de Panamá

La sola conjugación de estos vocablos implica reconocer que es posible verificar la existencia de diferentes modos de vida, costumbres y estadios, en el desarrollo del conocimiento y de las artes, de las ciencias y la industria, y en un espacio y tiempo determinado, pudiendo verificarse la coexistencia de diversas culturas.

La diversidad es un valor en sí mismo que debemos incentivar y proteger. De igual forma se hace necesario unir el concepto de diversidad a los de pluralismo y tolerancia.

Cada día surge con más fuerza la necesidad de que la participación en la sociedad globalizada no signifique una pérdida de la propia identidad, de la cultura , de su riqueza y diversidad.

La diversidad cultural solo será posible si permite que todos los países independiente de su nivel de desarrollo, tengan la capacidad de expresar y cautelar los elementos que configuran su identidad.

Por el Dr.  Gersán Joseph Garzón.

Escuela República de Chile.

Ver más

X
8 + 6 =